5 actividades para trabajar la resolución de problemas y el cálculo.

Los problemas matemáticos son una de las principales dificultades con la que los peques se encuentran cuando entran en primaria.

A la complejidad de las operaciones se suma que muchos aún están perfeccionando la lectura comprensiva. Por eso en muchas ocasiones incluso comprender el enunciado les resulta complicado.

En el post de esta semana os dejo 5 actividades súper sencillas de hacer para trabajar la resolución de problemas y los cálculos matemáticos a partir de los 6 años.

  1. Sumas y más sumas.

Esta actividad es perfecta para practicar sumas y restas con grupos de 3 o 4 niños. Uno de los peques empieza por una operación, por ejemplo, 3+2=5, la suma del siguiente tendrá que empezar por 5, y así sucesivamente.

Obviamente, según vayan aumentando los números irá aumentando la dificultad, y los niños tendrán que estar cada vez más concentrados. Si habéis comenzado por sumar, cuando lleguéis a números altos podéis pedirles que resten.

Para los peques de la casa podéis tener a mano fichas o cualquier otro elemento que os sirva para contar, como garbanzos, lentejas, etc. Así cuando surjan dudas dispondréis de un elemento para ayudarles en sus cálculos.

Esta actividad está genial para momentos como cuando vais en el coche. Podéis jugar entre toda la familia y así ir practicando.

  1. ¡Nos vamos de compras!

Explicar y enseñar a los niños el valor del dinero es fundamental. Ya sea algo que estén aprendiendo en el colegio, o en casa, hacer actividades relacionadas con este tema les ayudará mucho, no solo a conocer el valor del dinero, sino también a realizar cálculos matemáticos relacionados con este.

Dad a los niños una cantidad de euros, 10€, por ejemplo, y explicadles que esa es la cantidad que pueden gastar en su compra. A continuación, dadles un folleto de un supermercado y explicadles que tienen que ver cuántos alimentos pueden comprar con esa cantidad. Podéis pedirles que hagan las sumas con lápiz y papel o incluso con la calculadora. Es una manera fantástica de ponerles “sumas” sin que lo parezca 😉

  1. La huevera “mágica”

Para esta actividad tan solo necesitáis una huevera y garbanzos, o cualquier otro elemento que sirva para contar.

Escribe en cada uno de los doce cuencos de la huevera los números del 1 al 12. Pídele a tu hijo o alumno que ponga un garbanzo en cada uno de los 12 huecos de la huevera, que la cierre y la agite bien. Cuando abra la huevera, tiene que escribir o calcular mentalmente la suma de los números en los que cayeron los garbanzos. Después, para que él mismo vea si ha realizado la operación de forma correcta, tendrá que contar los objetos o garbanzos que hayáis utilizado.

  1. ¿Cuánto dinero tengo?

Muchos de los problemas que se les plantean a los peques en el cole en 1º o 2º de primaria son los “típicos” problemas de: “Si tengo 12 pasteles y vendo 4, ¿cuántos pasteles me quedan?” Una forma muy buena de que los peques practiquen este tipo de cálculos y que, además, aprendan el valor del dinero, es hacer este tipo de problemas con monedas.

Dale a tu peque 3 monedas de céntimo y 4 monedas de diez céntimos, y pídele que resuelva problemas como: “Tengo cuatro monedas que valen 40 céntimos”, “Tengo tres monedas que valen 12 céntimos”, “Tengo cuatro monedas que valen 31 céntimos”, etc. Obviamente puedes aumentar la complejidad introduciendo más monedas y operaciones más complejas.

Puedes ser tú quien plantee la actividad e, incluso, que sea tu peque el que plantee los problemas a sus hermanos o primos.

  1. ¡Bingo!

Para realizar este juego necesitas un tablero de bingo con números del 1 al 100, y cartas con los mismos números.

Distribuye los números de forma aleatoria en el tablero, haz las copias necesarias y repártelas entre los participantes. El primer jugador coge una carta del montón y pone una ficha en ese número, es importante que los números que vayan saliendo los dejéis en un montón separado. El siguiente jugador coge una carta del montón y así sucesivamente. El primer jugador que cubre una línea horizontal o vertical canta línea.

Si queréis darle un poco más de emoción al juego, podéis partir de un número dado, por ejemplo el 4, y cada vez que un niño saque una carta tiene que sumarla o restarla a ese número. Así, además de reconocer los números realizáis operaciones sencillas.

Espero que estas actividades os sirvan para practicar de forma un poquito más amena la resolución de problemas y la realización de operaciones sencillas con los peques.

¡Gracias por estar ahí!

“No hay rama de la matemática, por abstracta que sea, que no pueda aplicarse algún día a los fenómenos del mundo real.” 

Nikolai Ivanovich Lobachevski

 

Tags: , , , , , ,

2 comentarios

  1. marta de la torre

    hola Cristina cada vez que leo una actividad , me entusiasmo más y más la verdad en todas las categorías la información es súper valiosa, te iba a preguntar sobre los típicos juegos para los primeros días del cole para los nombres, hacerme con los niños, juegos y dinámicas ya que son de primaria y es gran salto la verdad, mil gracias como siempre marta

    • Hola Marta,

      ¡Muchas gracias por tu comentario! 😀
      Me acabas de dar una idea fantástica para el post de la semana que viene, ¿Qué te parece si preparo un post con “icebreakers” y actividades para las primeras clases y algunos juegos para los nombres?

      Un abrazo,
      Cristina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *