Las Escuelas del futuro. Kirkkojärvi School.

photo credit: nicholasjon via photopin cc

photo credit: nicholasjon via photopin cc

En el mes de julio escribí el primero de una serie de post, en los que quiero ir analizando las que son consideradas las 11 mejores escuelas del mundo, no solo por sus características a nivel pedagógico, sino también, por cómo integran las nuevas tecnologías en su sistema y por cómo hacen uso de los medios naturales para crear entornos sostenibles.

La escuela de la que os hablé en el post de julio fue Ritaharju School, una escuela cuya característica principal es el uso de las nuevas tecnologías en la educación. Pero no todas las escuelas Finlandesas destacan por este aspecto. Son otras muchas las características que hacen especiales las 11 mejores escuelas del mundo.

Hoy os voy a hablar de Kirkkojärvi School, otra escuela finlandesa que tiene en común muchos aspectos con Ritaharju pero que destaca principalmente por cómo integra a los alumnos inmigrantes en su centro y, por el uso de la arquitectura sostenible.

Considero importante que conozcamos estos modelos educativos, para que veamos que el cambio del que siempre hablo es posible, y que seamos conscientes de que hay lugares del mundo en los que la educación es, sino el más importante, uno de los aspectos más importantes de la sociedad.

La importancia de la arquitectura en estos centros.

Parece que en ocasiones olvidamos que los niños pasan casi más horas en el colegio que su propia casa. ¿No os habéis fijado que generalmente los colegios son lugares fríos y construidos en hormigón? ¿Apetece estar en un lugar así?

Kirkkojärvi School es fruto de un proyecto elaborado por Verstas Architects, un despacho de arquitectos que presentaron y ganaron el proyecto para la construcción de esta escuela. El proyecto comenzó llamándose “Veljet” y terminó llamándose “Brothers”, nombre que describe muy bien la organización del edificio.

floor-plan

Si os fijáis, el centro está compuesto por dos curvas. En la mayor de ellas, el “hermano mayor”, se encuentran la escuela secundaria y las zonas comunes como el comedor y el gimnasio. Mientras que la curva pequeña acoge los espacios domésticos de la escuela primaria.

Pero en la distribución también se han considerado otros puntos importantes:

  • Las clases comparten zonas comunes, lobbies y entradas en los que los niños hacen gran parte de la vida diaria.
  • Las distancias entre unas zonas y otras son muy cortas, de forma que los alumnos no estén durante mucho tiempo por largos pasillos. Además, esto es algo que invita a los niños a salir a los patios y zonas de recreo.
  • Cada zona tiene su propio color. Facilitando la movilidad por el edificio.
  • El colegio está construido de manera que se aproveche al 100×100 la luz solar. El patio de primaria está orientado de manera que le de el sol por la mañana, mientras que el patio de secundaria, cuyas jornadas son más largas, recibe el sol de tarde.

Como veis, la funcionalidad, el confort, la eficiencia y la ecología son las principales características de este colegio.

Algo que me ha encantado de este centro y que parece bastante habitual en Finlandia, es la utilización por parte de la comunidad de las instalaciones del colegio. Cuando los niños se van a su casa, la escuela abre sus puertas a las asociaciones de vecinos, para que puedan disfrutar de instalaciones como el gimnasio, el aula de música o el taller de manualidades. Práctico, ¿no os parece?

Pero no es la arquitectura la que hace que Kirkkojärvi School sea un gran colegio. Sin lugar a dudas, lo que más me ha gustado de este centro es cómo está preparado para acoger inmigrantes y atender alumnos con necesidades especiales.

Una escuela para TODOS.

Con un 43% de inmigrantes en el centro, el colegio cuenta con grupos de preparación especiales. Esto implica que los alumnos que llegan nuevos y no conocen el idioma, durante el primer año estudiarán en grupos de 12 alumnos como máximo, y durante los dos años siguientes recibirán un seguimiento específico. Estos niños estudian finés como segunda lengua y tienen clase de su lengua materna 1 o 2 horas a la semana. El sistema está preparado de manera que los niños que no manejan el finés, comienzan dando en esta lengua asignaturas como arte, deporte y trabajos manuales, para posteriormente, cuando comienzan a dominar la lengua, pasar a asignaturas más complicadas. Bastante lógico, ¿no?

Otro dato “curioso” de esta escuela es que si más de tres familias de una comunidad solicitan que a su hijo se le enseñe una determinada religión, el centro debe preparar una clase para esta. Esto hace que en Kirkkojärvi School haya grupos que van desde Luteranos (el 90% en este centro) hasta Rusos Ortodoxos pasando por Islámicos, Católicos, Hare Krishna y Bahai. En caso de que un niño no forme parte de ningún grupo religioso, asistirá a clase de ética.

Y, ¿qué pasa con el aprendizaje de idiomas en estas escuelas? Obviamente, además del finés, los niños aprenden otros idiomas.

Generalmente, los alumnos eligen qué idioma pueden estudiar como primera lengua extrajera. En el caso de este centro la primera lengua extranjera es el inglés, pero también podrían elegir entre sueco, alemán o francés. El programa de lenguas está construido de manera que las escuelas cercanas se ponen de acuerdo para ofrecer cada una un idioma diferente, de manera que los alumnos de una misma comunidad puedan elegir y tengan opciones. La segunda lengua que aprenden en Kirkkojärvi es el sueco.

¿Cómo se establece el número de alumnos por aula? En función de la etapa evolutiva y de las necesidades del grupo se decide qué número de alumnos habrá. Por eso cuentan con grupos para estudiantes con problemas de aprendizaje y otros para alumnos con problemas emocionales.

Sin lugar a dudas, Kirkkojärvi School se merece estar entre las 11 escuelas más innovadoras del mundo. Es una escuela que realmente está pensada por y para los alumnos. Cada detalle, desde su arquitectura, hasta lo que se imparte en sus aulas busca mejorar la educación y el desarrollo de esos niños. ¿Será por esto que Finlandia es un modelo educativo a seguir?

Si queréis saber un poquito más de esta escuela, os dejo un vídeo con algunas imágenes del centro.

En los próximos meses seguiré escribiendo sobre estas 11 escuelas que, desde mi punto de vista, deberían servirnos como modelo.

Gracias por vuestro tiempo.

¡Feliz semana!

 “La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle.”

Maria Montessori

 

Tags: , , , , , , ,

4 comentarios

  1. Me ha encantado leer los comentarios que haces acerca de la educación en las escuelas finlandesas, ojalá este modelo se implantara en España. Creo que es cuestión de mentalidad y considero que este modelo tan cívico, donde lo primero es el ser humano , se aplica en todos los sectores, no solo el educativo, yo lo he podido experimentar trabajando en Nokia Siemens Networks, en España, donde el espacio de las oficinas tenía que ver mucho con el espacio creado en las aulas, pues predominaba el color, la luz, los espacios abiertos, sin despachos, el mobiliario era informal y moderno y con una gran concienciación hacia el medio ambiente, con áreas de descanso, de modo que los trabajadores se sientieran cómodos y puedieran relacionarse, se respiraba libertad, esto no ocurre con las empresas españolas.
    Gracias por tu blog
    Esther

    • ¡Muchas gracias por tu comentario Esther!
      Creo que escucharte hablar de empresas así dará esperanza a mucha gente que piensa que no existen otras posibilidades ante lo que tenemos. Estoy totalmente de acuerdo en que es una cuestión de mentalidad, y mientras no la cambiemos no conseguiremos nada, ni a nivel educativo ni a nivel social.

      Gracias de nuevo por tu aportación al blog 😀
      Un abrazo,
      Cristina

  2. DIAZ CASTILLO DORIS MARGOT

    Es bueno ver como existen posibilidades educativas tan interesantes e innovadoras como en Finlandia. En los países en desarrollo es un anhelo y un sueño contar con escuelas como las tiene ese país. Agradezco el haber compartido esta nueva experiencia educativa.
    Saludos cordiales.

    • ¡Muchas gracias por tu comentario!
      Claro que sí, debemos estar informados y saber las alternativas disponibles para, si es posible, ponerlas en práctica.
      Un saludo,
      Cristina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *