Los beneficios de la lectura.

photo credit: demandaj via photopin cc

photo credit: demandaj via photopin cc

La lectura es uno de los aspectos de la educación que más preocupa a los papás hoy en día. Seguramente como padres estaréis preocupados porque no conseguís motivar a vuestros hijos, o porque no hay manera de practicar con ellos tal como os ha dicho su profe. Este tema ya lo tratamos hace unos meses en el post Diez actividades para fomentar la lectura en los más pequeños, pero, ¿sabes realmente los beneficios que tiene la lectura para los peques y no tan peques?

Hoy Almudena Orellana, autora en el blog El Bosque de las Fantasías, ha querido compartir con nosotros algunas de las principales ventajas de la lectura.

¡Os dejo con ella!

Las ventajas que aporta la lectura son inimaginables, beneficiándose de las mismas cualquier persona al margen de su edad. Por ello es de suma importancia comenzar con este hábito desde edades muy tempranas, ya que en la infancia es cuando empiezan a forjarse los cimientos de la personalidad, entre otros aspectos importantes. Leer es algo que influye de manera evidente en el desarrollo de la vida humana, tanto en el ámbito intelectual como en el social, y la mejor manera de inculcar este hábito en los más pequeños es la búsqueda de elementos que muevan su interés culturalmente. Esta incentivación es fácil encontrarla con ayuda de la imagen, ya que a través de ilustraciones y dibujos, los niños pueden acercarse a los libros sin ningún miedo y alejados de cualquier sensación de complejidad.

El papel de los padres en esta tarea de introducir a los niños en el mundo de la lectura, es del todo fundamental. Estos últimos, al observar y oír desde pequeños lo que sus padres les narran a través de los libros, en forma de cuentos o poemas, tienden a entusiasmarse y a sentirse animados y proclives al descubrimiento por sí mismos de los beneficios y placeres de la lectura. La participación de los padres y el desarrollo de la lectura en grupo, les reforzará aspectos como la capacidad auditiva o la imaginación, además de fomentar una unión familiar mucho más rica. Desterrar la idea de un libro como tarea u obligación, ayudará también a que los niños aprendan a acercarse a ellos como a una alternativa sana de diversión y de entretenimiento, convirtiéndose finalmente en lectores independientes. Los niños comenzarán así a crear su “biblioteca particular”, aprendiendo a escoger según sus intereses, y a tejer sus propios recuerdos y conocimientos derivados de este hábito.

Pero debemos tener en cuenta que no todos los libros son aptos para ellos, y tendremos que seleccionar contenidos en consecuencia, atendiendo a las necesidades e inquietudes que tengan según su edad. Un cuento demasiado infantil y/o con una historia poco llamativa o con lenguaje dificultoso, puede hacerles perder completamente el interés por mucho tiempo. Pero, ¿cuáles son los mayores beneficios que puede aportarnos la lectura? Pues sin duda, uno de los fundamentales de cara al desarrollo infantil, es la adquisición de un léxico enriquecido y variado, gracias al cual los niños pueden ir ampliando su vocabulario, su cultura general, y su nivel educativo. Un vocabulario amplio hará que el niño mejore su expresión, ampliando sus opciones a la hora de hablar y construir oraciones.

Además, la lectura supone el desarrollo de otras habilidades importantes como el fomento de la comprensión y la asimilación de contenidos, favoreciendo el entendimiento y la capacidad analítica. Para ello, resulta de vital importancia aprender a “escuchar lo que se lee”, ya que con el tiempo ayudará a dicha concentración, consolidándose en mayor medida. Por último, son importantes las historias. Y lo son, porque durante la infancia es esencial la búsqueda de referencias y modelos de conducta. Estos personajes de cuento, podrán ayudarles a entender la diversidad de la vida, a forjar su personalidad futura con pinceladas de aquí y de allá, a conocerse a sí mismos (gracias a la búsqueda y selección de contenidos), o a relacionarse de forma eficaz en su entorno social y familiar.

Facilitar en estos primeros años de vida a los más pequeños, historias originales y divertidas, puede ser un paso para conseguir lectores de por vida.

 

Tags: , , , , , , , ,

2 comentarios

  1. Nos ha gustado mucho compartir la importancia de la lectura, muchas gracias por esta reflexión 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *