Cómo dar un giro a nuestra clase.

Hace un tiempo, se puso de moda el modelo llamado flipped classroom. El significado, como su propio nombre indica, es “dar la vuelta a la clase”, plantearla de otra manera diferente para que se produzcan aprendizajes realmente significativos.

Para mí el verano es un momento en el que aprovecho para reciclarme, buscar recursos y alternativas con el fin de mejorar la forma que tengo de enseñar a mis alumnos. Por eso hoy, he decidido investigar y escribir sobre la idea de flipped classroom pero, sobre todo, sobre las herramientas que nos permitirán “dar un giro a nuestra clase”.

¿Qué es realmente flipped classroom?

Considero fundamental que, antes de meternos a analizar las herramientas que nos ayudarán a hacer nuestra clase diferente, entendamos qué es realmente flipped classroom y qué objetivo persigue.

La mejor manera de entender esta metodología, es compararla con el modelo de enseñanza tradicional. Obviamente las características que vamos a ver a continuación son a grandes rasgos y sin meternos en demasiado detalle.

Modelo tradicional.

El modelo tradicional de enseñanza, generalmente tiene dos fases.

Durante la clase.

1º Normalmente se produce una instrucción por parte del profesor.

2º El alumno asimila lo que se le ha explicado.

3º El alumno realiza una actividad planteada por el profesor con el fin de terminar de asimilar lo que se le ha explicado.

Después de la clase.

4º Enviamos a los alumnos deberes o tareas para que terminen de consolidar lo que les hemos enseñado durante el tiempo de clase.

Modelo flipped.

Básicamente el concepto de dar la vuelta a la clase o al aprendizaje, consiste en invertir el orden que acabamos de ver.

Antes de clase.

1º Los alumnos reciben el material a través de métodos indirectos: vídeos, audios, documentos, blogs, etc.

2º El alumno “asimila” lo que le hemos enviado antes de llegar a clase.

Durante la clase.

3º Realizamos actividades para mejorar lo aprendido con anterioridad.

4º Los profesores somos el apoyo para consolidar esos aprendizajes.

Con esto no quiero decir que un modelo sea mejor que el otro, simplemente, que si estamos viendo que nuestros alumnos no están aprendiendo lo que deberían, o creemos que podemos mejorar su rendimiento de otra forma, quizá sería bueno cambiar nuestra metodología y probar otras alternativas.

Soy consciente, de que muchos profes llevan a cabo el modelo de flipped classroom desde hace tiempo. La gran diferencia, y la ventaja que tenemos ahora, es la cantidad de herramientas que tenemos al alcance de nuestra mano para “dar la vuelta” a nuestra clase.

Ya sabéis que soy una ferviente defensora de las nuevas tecnologías aplicadas al mundo educativo. Creo que por sí solas no son efectivas, pero que aplicadas de la manera correcta pueden sernos de gran utilidad.

Desde mi punto de vista, si decidimos poner en marcha este modelo, debemos considerar algunos puntos fundamentales.

  • Edad de los alumnos.
  • Cómo crear contenidos atractivos.
  • Cómo hacer llegar estos contenidos.
  1. Edad de los alumnos.

Obviamente, si tenemos alumnos de 6 años, no podemos enviarles a ellos los contenidos que vamos a trabajar y pretender que de forma totalmente autónoma ellos los descarguen, trabajen, etc. Necesitaremos la colaboración de los padres, pero esto no puede ser un impedimento para no llevarlo a cabo.

  1. Cómo crear contenidos atractivos.

El que mejor conoce a tus alumnos eres tú. Cada profe sabe a la perfección, en teoría… cómo captar la atención de sus alumnos y cómo llegar a ellos. Esto es fundamental a la hora de generar contenidos.

Yo os voy a dejar algunas herramientas que podéis utilizar, pero nadie mejor que vosotros para decidir cuál se adapta mejor a vuestros chic@s.

  • Documentos escritos. Esta es una herramienta sencilla para aquellos que no quieren complicarse demasiado. Podéis crear desde un documento Power Point, hasta descargar apuntes, gráficos o imágenes y hacérselos llegar en PDF.
  • Grabar la pantalla de tu ordenador. Actualmente tenéis multitud de programas con los que podéis grabar la pantalla de vuestro ordenador mientras explicáis algo a vuestros alumnos. Esto está genial porque podéis explicar procesos de forma fácil y sencilla. Uno de estos programas es CamStudio un programa sencillo y gratis.
  • Podcast. Los podcast están más de moda que nunca, y es algo tan sencillo como grabar vuestra voz. Básicamente es una especie de “programa de radio”. Una manera rápida de transmitir a vuestros alumnos los contenidos que les queremos hacer llegar.
  • Animaciones. Las animaciones son una forma fantástica de captar la atención de los alumnos, y no creáis que solo de los más pequeños. Go!Animate es un programa que os vendrá genial para preparar vídeo animados.
  • Vídeos.
    • De otros profesionales. No tengáis miedo de compartir vídeos de otros profesionales. En la red hay contenidos de gran valor, y si encontráis un vídeo en el que se explica fenomenal el concepto o conceptos que vais a trabajar utilizadlo. Lógicamente, la herramienta estrella para esto es Youtube.
    • Propios. Grábate dando una clase o explicando un determinado contenido. De esta forma tus alumnos podrán consultar ese vídeo las veces que les haga falta. Y si además de grabarte te apetece dar un toque a tus vídeos, incluir imágenes, sonidos, etc. Puedes utilizar Windows Movie Maker.
  • Blogs. Si os animáis, una forma muy buena de dar acceso a vuestros alumnos a contenidos es creando vuestro propio blog. Allí podéis subir vídeos, podcast, y todos aquellos contenidos que vayáis generando. Además, podéis pedir a vuestros alumnos que interactúen con estos contenidos, que los comenten, que aporten ideas en línea, que suban sus propios contenidos, etc. Dos de las principales plataformas para crear vuestro propio blog son blogger y wordpress.
  1. Cómo hacer llegar estos contenidos a nuestros alumnos.

Ya hemos visto cómo podemos crear contenidos atractivos para nuestros alumnos, y de esta manera, “dar la vuelta a nuestra clase”, pero, ¿cómo les hacemos llegar estos contenidos?

Los profes que están habituados a utilizar estas herramientas para trabajar con sus alumnos, utilizan los llamados entornos virtuales de aprendizaje.

Estos entornos son fundamentales si queremos asegurarnos que los materiales que hemos preparado para nuestros alumnos les llegan correctamente. Además, son entornos que nos ayudan a controlar los módulos que hemos dado, ver la evolución de los alumnos, etc.

Antes de meternos a ver qué herramientas podéis utilizar con este fin, es importante que, cuando hagamos llegar un determinado contenido a nuestros alumnos, les dejemos claro que se trata de información nueva y que, por tanto, lo tienen que leer, ver o escuchar, antes de ir a clase.

Aunque hay muchísimas más, os dejo 6 herramientas de gestión del aprendizaje:

Moodle

Voniz

Edmodo

Google Classroom

Blackboard 

Skillsoft

Espero que con todas estas herramientas os animéis a “dar una vuelta” a vuestra clase. Y si decidís poner en marcha esta metodología, espero que me contéis cómo os va y qué acogida tiene entre vuestros alumnos.

¡Gracias por estar ahí!

 

“Quien se atreve a enseñar, nunca debe dejar de aprender.”

John Cotton Dana

Tags: , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *