Cómo estimular la confianza de tus hijos.

photo credit: Ballet 3 via photopin (license)

photo credit: Ballet 3 via photopin (license)

Esta semana cuento con una colaboración muy especial en el blog. Una colaboración, que nos llega desde el otro lado del “charco”, de la mano de Catalina López Zuluaga. Nacida en Medellín, Antioquia, estudio en el colegio Montessori y cursó Comunicación Social y Periodismo en la Universidad Pontificia Bolivariana, donde se graduó en 2005. Le apasiona viajar, y así fue como conoció a su esposo, con el que lleva 10 años casada y tiene dos hijos, Mariana de 8 años y Tomas de 5 años.

Además de los viajes, le apasiona leer, el cine y todas las actividades al aire libre. Desde hace un año empezó un proyecto personal a través del que escribe sobre sus aventuras y viajes y, por supuesto, sobre su mayor aventura, la maravillosa experiencia de ser mamá.

Hoy ha querido compartir con nosotros sus conocimientos sobre cómo podemos estimular la confianza de nuestros peques, ¡os dejo con ella!

Para nadie es un secreto que el bullying ha estado afectando a niños y adolescentes durante generaciones. No obstante hoy en día parece no haber límites para esta terrible conducta, ya que internet y las redes sociales han propiciado el ambiente ideal para que este comportamiento se expanda a niveles insospechados, que por lo general terminan en tragedia.

El desarrollo de los niños y, sobre todo, de los adolescentes, está muy vinculado con afianzar su autoestima. Los niños que tienen confianza en sí mismos tienden a ser más felices y no se convierten ni en víctimas ni en victimarios de bullying, sobre todo, si se valen de otros valores como la tolerancia, la generosidad y el respeto.

¿Qué puedo hacer para estimular la confianza de mis hijos?

Nuestro rol como padres es fundamental. Somos nosotros quienes sentamos las bases para que nuestros hijos se sientan bien consigo mismos, sin embargo, no siempre sabemos lo que tenemos que hacer para lograrlo, por eso aquí te dejamos unos tips bastante prácticos:

  1. No sobre-protegerlos: Muchas veces no distinguimos los límites que tenemos como padres, obviamente queremos mantenerlos a salvo, no queremos que se hagan daño o que otros se lo hagan, pero si exageramos les evitaremos ganar experiencia y superar miedos. No te preocupes, seguramente se rasparan las rodillas, cometerá errores y no todo será bonito y perfecto, pero esos eventos serán sumamente educativos para ellos, sabrán cómo defenderse en el futuro cuando una situación similar ocurra y tendrá confianza de superarlas con éxito.
  2. Promover el hábito de la lectura: No hay una forma más segura y eficiente de aprender cosas que a través del ejemplo de los demás, y la lectura es un medio genial para aprender esto, además de muchas cosas más. Si un niño se acostumbra a leer, aumenta sus conocimientos, su agilidad cerebral, madura más rápido y afianza su propia autoestima al sentirse que está un paso adelante, y al saber que hay un mundo mucho más grande, que no vale la pena preocuparse por una burla o dos que le hagan otras personas por cosas tontas.
  3. Dejarle experimentar su propia individualidad: Al llegar a la adolescencia, tenemos que entender que nuestros hijos se están buscando a sí mismos, están buscando un círculo al que pertenecer y sentirse cómodos, pero este círculo no siempre será tal y como lo esperábamos, muchos niños pierden la autoestima cuando no se sienten aceptados ni siquiera en su propia casa. Tenemos que comprender que esos bebés que trajimos al mundo están creciendo y son personas que tienen derecho a escoger su propio rumbo. Si no les gusta la medicina sino la música, respétalos y déjales que te enseñen su mundo, todos queremos que nuestros hijos sean felices así que apóyalos.
  4. Halagarlos cuando hacen cosas buenas: Estamos acostumbrados a manejar mucho estrés, pero el estrés está relacionado con los impulsos negativos, así que solemos castigar y regañar a nuestros hijos cuando no cumplen con sus deberes o cuando se comportan de mala manera. Pero, ¿Cuántas veces felicitas a tus hijos por ayudarte a lavar los platos? ¿Cuántas veces les brindas unas palabras de halago cuando sacan buenas notas en sus exámenes? ¿Tus emociones se desbordan de la misma manera cuando rompen un adorno que cuando te ayudan a hacer la comida? Piensa en ello y bríndales más amor y cumplidos.

Esperamos que estos consejos sean de utilidad para ti y para tus hijos

¡Feliz Crianza!

Tags: , , , , ,

2 comentarios

  1. Muy bueno! De hecho el sábado estuve en unas jornadas de crianza en Rivas muy interesantes que trataban de las rabietas, pero dejaron caer algo de esto y de la autoestima de nuestros hijos, algo que nos preocupa y mucho a los padres. ¿Por qué todos queremos que nuestros hijos sean autosuficientes y nadie les humille y en cambio consentimos que ellos se lo puedan hacer a otros niños? Deberíamos empezar por corregirnos a nosotros mismos para que aprendan a respetar a los demás.

    Gracias por darnos pautas para que puedan tener más confianza en ellos mismos.

    😙😙😙

    • Hola Blanca,
      ¡¡Gracias por comentar!!
      ¡Así es! La confianza en uno mismo es fundamental. Debemos trabajarla y fomentarla desde que son pequeños. Esto hará que ellos mismos vayan creciendo y descubriendo en otros aspectos de su vida.
      Un abrazo,
      Cristina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *