Cómo afecta el lenguaje en la inteligencia de los niños y cómo estimularlo.

Sin duda alguna, son muchos los padres que saben la importancia que tiene la comunicación y el lenguaje con sus hijos, pero realmente pocos saben el verdadero alcance que puede tener esta comunicación y como puede afectar al desarrollo y la inteligencia de los pequeños.

Respecto a este tema, hay una afirmación que tras numerosos estudios podemos hacer: la inteligencia de los niños está directamente relacionada con el número de palabras que estos han escuchado desde su nacimiento hasta los tres años.

Esta fue la conclusión a la que llegó la otorrinolaringóloga pediátrica Dana Suskind de la Universidad de Medicina de Chicago, que comprobó como en la recuperación de sus pacientes había una tendencia bastante extendida. Esta consistía en que aquellos niños que provenían de familias pudientes se recuperaban con mayor facilidad que aquellos que provenían de familias con pocos recursos.

La Doctora encontró respuesta en un estudio llevado acabo en 1995 por Betty Hart y Todd Risley, aunque no quiero meterme en demasiados detalles sobre este estudio, creo que si es importante resaltar las tres principales conclusiones a las que estos investigadores llegaron:

1. La variación en la inteligencia de los niños y las habilidades comunicativas está relacionada con el número de palabras que los padres hablan a sus hijos.

2. El éxito académico de los niños a edades de 9 y 10 años, es atribuible a la cantidad de palabras que estos niños escucharon desde su nacimiento hasta los tres años.

3. Los padres de niños avanzados hablan mucho más a sus hijos que los padres de los niños que no son tan avanzados.

ID-10063267

Si os interesan estos estudios y queréis saber un poquito más al respecto. Podéis entrar en tmw. The Thirty Million Words, es una iniciativa llevada acabo por la Universidad de Medicina de Chicago, para animar a los padres a utilizar el lenguaje como herramienta que de forma y estimule el cerebro de sus hijos para el futuro.

Os hablo de estos estudios porque creo que es importante que seamos conscientes de la importancia que el lenguaje tiene y por tanto de lo importante que es que lo estimulemos en la familia. Cada palabra que decís a vuestros hijos está construyendo su cerebro. Esto significa que los niños no nacen inteligentes, se hacen inteligentes.

A continuación, os voy a dar algunas pautas y proponer actividades súper sencillas que podéis hacer en casa con vuestros hijos para estimular el lenguaje.

Orientaciones para reforzar el lenguaje

En primer lugar, hay una serie de pautas que debéis tener en cuenta a la hora de comunicaros con vuestros hijos. El simple hecho de llevar acabo estas pequeñas acciones, mejorará sustancialmente vuestra comunicación con los pequeños.

1º Cuando os comuniquéis con los niños hacedlo despacio, con entonación más marcada y pronunciando de forma más exagerada de lo habitual para mejorar la discriminación de fonemas.

2º También es muy importante, que os pongáis a la altura del niño para que vuestros ojos y los suyos estén al mismo nivel. Que haya una comunicación visual es esencial para mejorar la comunicación.

3º Cuando le corrijáis hacedlo siempre de forma positiva, es decir, no utilicéis expresiones como “así no”, “lo has dicho mal”. Debemos buscar decirle el modelo adecuado pero sin que sienta que es una corrección, por ejemplo, “Mamá, mira un pego”, vosotros: “Ah si, mira un perro”.

Por ejemplo, cuando el niño indica mediante la elevación de la voz que está haciendo una pregunta pero no cambia el orden de las palabras, nosotros debemos decirle la forma correcta como modelo. Si él pregunta, “¿Mamá en casa?”, nosotros le decimos, “¿Está mamá en casa? Si, mamá está en casa”. Jugar a que otras personas de la familia le hagan preguntas y de esta forma vayáis trabajando la estructura de las mismas de forma correcta.

4º Procurar enriquecer las actividades que hacéis con vuestro hijo, de manera que estaréis ampliando su vocabulario.

En uno de mis anteriores post, ¿qué hacemos hoy?,  os proponía varios tipos de actividades que podéis realizar con los pequeños y que les ayudarán a ampliar y enriquecer su vocabulario.

5º Aprovechar situaciones que le gusten para establecer un diálogo y que no sean forzadas.

Podéis jugar a hacerle preguntas simples sobre “cómo” realizamos determinadas actividades. “¿Cómo vamos al cole?” “¿Cómo abrimos la puerta?” Poco a poco podéis aumentar la dificultad de las preguntas, siempre aprovechando situaciones que le resulten agradables.

Contarle historias y cuentos en momentos agradables como la hora del baño, antes de ir a dormir, etc.

ID-100172524

Cuando le leáis un cuento, podéis hacerle preguntas sencillas sobre el cuento, está bien que estas preguntas se las hagáis antes de empezar el cuento para que sepa lo que le vais a preguntar. Es bueno que siempre le leáis a la misma hora y que ese rato sea agradable para el peque. Si veis que no está prestando mucha atención, empezar leyendo por turnos, primero él y luego vosotros y poco a poco vais aumentando el tiempo de escucha.

7º Otra forma interesante de fomentar el diálogo con vuestro hijo es participar en sus juegos e inventar vosotros juegos: “venga, vamos a jugar a las tiendas, yo soy el tendero y tu el cliente…”

Cuando esté jugando o haciendo algo, preguntarle qué está haciendo y qué va a hacer después. Incluso si veis que está observando a otros miembros de la familia pedirle que os cuente qué están haciendo.

8º Hacerle participe de situaciones cotidianas, solicitándole encargos en la casa e involucrándole con otras personas.

Podéis jugar a darle órdenes que no se relacionan, por ejemplo, “guarda los juguetes y cierra la puerta”. Es importante que se recompense al niño alabándole y premiándole por haber cumplido las órdenes. Si el niño no las realiza, debemos hacerlas con él, al tiempo que se las explicamos, “estamos guardando los juguetes, ves, ¡muy bien!”.

Tener en cuenta que cuando damos una orden al niño, deben ser claras y concisas, esto lo vimos en el post en el que hablamos sobre como afrontar la desobediencia. Pero también deben resultar divertidas, al fin y al cabo son niños, está bien que incluyan brincos y saltos. Debemos decirle que queremos que nos escuche con cuidado y dejarle claro que queremos que haga lo que le pedimos.

En realidad cualquier aspecto de la vida cotidiana puede convertirse en una buena herramienta para fomentar la comunicación y el lenguaje con vuestro hijo, solo tenéis que echarle un poquito de imaginación 😀

Espero que esta información os resulte útil y sobre todo que la pongáis en práctica.

Besos a todos

El hombre no es más que la mitad de sí mismo. La otra mitad es su expresión.

Ralph W. Emerson 

Tags: , , ,

1 comentario

  1. […] Ya he mencionado en anteriores ocasiones la importancia de la comunicación con los pequeños, y como el numero de palabras que estos escuchan desde pequeños afecta directamente a su desarrollo intelectual. Podéis encontrar más información sobre este tema en “Cómo afecta el lenguaje en a inteligencia de los niños y cómo estimularlo”. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *