Si te preocupa el uso que tus hijos hacen del ordenador, este post te interesa.

Si te preocupa el uso que tus hijos hacen del ordenador_este post te interesa_Vamos  Creciendo

Una de las mayores preocupaciones de los papás actualmente es el tipo de información a la que puedan acceder sus hijos a través de Internet. La red está cargada de información, mucha de esta de gran ayuda para la educación y formación de los niños, pero también hay muchísima información a la que los niños nunca deberían tener acceso y que, sin embargo, está al alcance de su mano.

Una cosa está clara, Internet es como la vida real. Hay que preparar a los niños para un uso responsable, para que sepan qué es lo correcto y qué no, de quién se pueden fiar y de quién no.

Ya sabéis que yo soy defensora del uso de las nuevas tecnologías por parte de los niños, pero también es fundamental que desde pequeños les eduquemos para que sepan cómo debe ser este uso.

En el post de hoy os dejo algunos consejos que considero fundamentales para que vuestros hijos hagan un uso responsable de las tecnologías.

  1. Aprended a utilizar el ordenador.

Para saber qué hacen vuestros hijos con el ordenador, el tipo de páginas a las que pueden acceder, etc., es fundamental que vosotros aprendáis a utilizar el ordenador. Podéis incluso pedir a vuestros hijos que os enseñen 😉

  1. Control del tiempo.

Un control del tiempo que vuestros hijos pasan frente al ordenador es fundamental. Los niños deben estudiar, hacer deporte, pasar tiempo con su familia y amigos. Por eso es importante que en casa establezcáis una serie de reglas que regulen el tiempo que pasan frente al ordenador. Lo ideal es que lleguéis a un acuerdo entre todos, que los niños no sientan que es algo impuesto a vuestro antojo. Explicadles los motivos y el porqué de esa distribución del tiempo.

  1. El ordenador siempre en una habituación común.

No coloquéis el ordenador en la habitación de vuestros hijos. Esto favorecerá el aislamiento. El ordenador siempre debe estar en un lugar común en el que vosotros podáis controlar el uso que hacen. Además, esto favorecerá que el uso del ordenador sea algo familiar y asociado a momentos juntos.

Si el ordenador está en la habitación de vuestros hijos estos podrán conectarse a cualquier hora, incluso por la noche, momento en el que podrían enfrentarse a situaciones para las que no estén preparados sin un adulto que les aconseje.

  1. Acompañad a los niños cuando estén conectados.

Siempre que hablemos de menores, mi recomendación es que acompañéis a vuestros hijos cuando estén conectados.

Es fundamental que compartáis con ellos tiempo e información. Esta es la mejor manera de explicarles con qué tipo de información se van a encontrar, cuál es buena y mala y con qué deben tener cuidado.

  1. La comunicación es fundamental.

Como en todo, la comunicación es fundamental. Acostumbrad a vuestros hijos a compartir los momentos en los que se conectan con vosotros. Es importante que les enseñéis a compartir todas sus experiencias, tanto aquellas positivas como aquellas que no lo sean tanto. Explicadles que no deben tener miedo, vergüenza o sentirse cohibidos, hacedles saber que sois sus padres y que pueden contaros todo.

Procurad que esta comunicación no sea un interrogatorio en el que vosotros preguntáis y ellos contestan. Dejadles que ellos os vayan contando sus experiencias de forma natural, de lo contrario se cerrarán en banda y no os contarán nada.

Es muy importante que les expliquéis el tipo de contenidos con los que se pueden encontrar, contenidos para adultos, etc. Cuando lo hagáis procurad que sea de forma natural.

  1. Herramientas de control parental.

Siempre podéis utilizar herramientas de control parental.

Hace un tiempo os hablé de algunas aplicaciones de control parental para la Tablet o iPad, pero también tenéis filtros para controlar las páginas a las que vuestros hijos se conectan desde el ordenador.

  1. Dadles normas de uso claras.

Los niños no nacen sabiendo. Es importante que les expliquéis las normas de uso de forma clara y sencilla.

Enseñadles a identificar los espacios publicitarios y lo que implica que hagan clic sobre ellos. También es fundamental que les dejéis claro como funciona el tema de las compras por Internet y el coste de las aplicaciones y juegos.

  1. La importancia de la privacidad.

Estar detrás de la pantalla del ordenador no significa que nuestra privacidad y datos estén seguros.

Explicad a los niños que muchos sitios web solicitan y almacenan datos personales como nombre, dirección de correo, código postal, etc. Y que esta recopilación de datos puede producirse al registrarse en un sitio, en un grupo o club de amigos.

Es importante que siempre verifiquéis las normas de privacidad del sitio web visitado por el niño. Hacedle saber los motivos por los que no deben dar su verdadero nombre o datos de contacto en las salas de chat, foros, grupos, clubes o a los amigos que conozcan en la red. Recordad que por medio de estos datos, un menor podría ser fácilmente contactado por un desconocido.

9. Ciberamigos.

Igual que os gusta conocer a los amigos de vuestros hijos, preocuparos por conocer a sus ciberamigos. Si además de que os hablen de ellos podéis conseguir conocerlos en línea mucho mejor.

  1. Conocer el uso que hacen.

Es fundamental que conozcáis el uso que vuestros hijos hacen del ordenador y los sitios que visitan. Es muy importante que sean sitios adecuados a su edad. Hay padres que ni si quiera saben que sus hijos tienen un perfil en redes sociales.

En este punto es interesante mencionar también el tema de las descargas ilegales. Haced hincapié en la obligación de respetar la propiedad de otras personas cuando se conecten. Explicadles que hacer copias ilegales del trabajo de los demás, ya sea música, videojuegos u otros programas, es igual que robarlo en una tienda.

  1. El equipo.

Aunque pueda parecer obvio es fundamental que mantengáis el software del equipo actualizado.

Ajustad la configuración de seguridad para que coincida con un nivel de comodidad y revisadlo a menudo. Un antivirus para evitar daños en el equipo tampoco os vendrá mal.

Si el ordenador lo utilizáis varios miembros de la familia, es aconsejable que creéis un usuario para cada uno, aunque lógicamente vosotros conoceréis las contraseñas de vuestros hijos, es importante que ellos no tengan acceso a vuestra cuenta, que generalmente será la del administrador.

Incluid a vuestros hijos en el grupo de usuarios limitados. Los usuarios limitados no pueden modificar la configuración del sistema ni instalar nuevo hardware o software, incluidos la mayoría de los juegos, reproductores multimedia y programas de conversación.

Espero que esta información os resulte útil. Si tenéis cualquier consulta no dudéis poneros en contacto conmigo.

En próximos post continuaré hablando de más temas relacionados con el control parental.

“No hay moral en torno a la tecnología. La tecnología expande nuestras formas de pensar sobre las cosas, amplía nuestras formas de hacer las cosas.”

Herbert Simon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *