Estrategias para trabajar con alumnos agresivos.

photo credit: grouch via photopin (license)

photo credit: grouch via photopin (license)

Seguramente como profe, tienes o has tenido algún alumno agresivo en clase. Este suele ser un tema delicado y difícil de tratar, sobre todo, cuando hablamos de un aula con 30 alumnos, solo un profe y uno o varios de ellos con una conducta agresiva hacia el profesor o el resto de sus compañeros.

En el post de hoy os voy a dejar algunas estrategias que creo que os pueden ayudar a enfrentar las conductas agresivas en el aula. Espero que os sirvan de ayuda y que me vayáis contando vuestras experiencias.

Antes de meternos de cabeza a ver estrategias que podéis utilizar con los peques, creo que es importante que veamos tres claves, que yo considero básicas, para afrontar este tipo de comportamientos.

  1. Evitar el castigo físico.

Este primer consejo está más dirigido a padres que a profesores, ya que el castigo físico es intolerable en las aulas hoy en día.

Para aquellos papás que tenéis un peque con una conducta agresiva tanto en casa como en el cole, mi primera recomendación es que evitéis el castigo físico. Generalmente este tipo de castigo suele tener efectos negativos en el niño, ya que este tiende a imitar la agresividad y aumenta su ansiedad.

  1. Identificar el tipo de conducta.

La agresividad se puede manifestar de muchas maneras. Desde simples pataleos o gritos, a agresiones físicas a los padres, compañeros o profesor.

Por un lado, es importante que identifiquemos con la mayor precisión posible el tipo de conducta. Pero además, es fundamental que la comunicación entre los padres y profes sea fluida y sincera, poniendo en común las experiencias en casa y en el cole.

Una de las formas de identificar el tipo de conducta, cuándo se produce y por qué, es ir apuntando los episodios de agresividad que tiene el niño, qué los desencadena, etc. Recuerdo que en el último cole en el que trabajé tenía una compañera que puso esta estrategia en marcha y le sirvió para determinar el origen de la conducta agresividad, de manera que cada vez que veía que se podía desencadenar un momento de estos procuraba evitarlo.

  1. Objetivos para modificar la conducta.

Una vez hemos identificado los motivos que causan la conducta, cómo se desarrolla, etc. Debemos plantear los objetivos que queremos alcanzar para modificarla o debilitarla.

Si por ejemplo hemos comprobado que el niño suele ser agresivo en el patio del colegio, y que generalmente lo es para conseguir algo por parte de sus compañeros, tendremos que poner un profesor que esté pendiente específicamente del juego en el que está participando este niño para regularlo. De esta forma, si se produce un momento que pueda desencadenar una conducta agresiva, el profesor enseñará al niño a gestionar esta situación a través del diálogo, el razonamiento, estableciendo normas, etc.

Por otro lado, tanto padres como profes debemos:

  • Reducir el contacto que nuestros hijos y alumnos tienen con modelos agresivos. Nosotros como adultos debemos servir de modelo y ejemplo. Si nuestros peques ven que resolvemos determinadas situaciones con tranquilidad y respeto ellos terminarán imitándonos.
  • Debemos enseñar a los niños a responder de forma tranquila y sosegada ante una provocación.
  • Cuando nuestros hijos o alumnos ayuden a sus compañeros, lleven a cabo juegos cooperativos, etc., debemos recompensarles y mostrarles que estamos contentos ante su actitud.

Es fundamental que los objetivos que vamos a trabajar en casa sean los mismos que en el cole. Como ya hemos comentado anteriormente, que haya una comunicación efectiva entre los diferentes adultos que forman parte de la vida del niño es necesario para cumplir los objetivos planteados.

Una vez vistos estos consejos generales. Vamos a ver algunas estrategias que podéis llevar a cabo si tenéis un alumno agresivo.

  • Separar al agresor de sus víctimas.

Generalmente los alumnos agresivos suelen ser dominantes y tener un papel muy activo en el aula. Además, suelen tener víctimas fijas a las que agreden habitualmente. Debemos procurar no sentar a agresor y víctima juntos, evitar que salgan de clase al mismo tiempo, que coincidan en actividades, etc.

  • Establecer normas desde el principio.

Si los alumnos saben desde el principio del año las consecuencias de sus acciones, será mucho más fácil controlar el aula.

Explica a los alumnos las consecuencias de determinadas acciones negativas y las consecuencias de determinadas acciones positivas. Si no hemos explicado a nuestros alumnos que si pegan a un compañero, se quedarán sin patio, esto puede provocar que en el momento del castigo el alumno se enfade más ante la impotencia e “injusticia” del castigo, y esto no hará otra cosa que incrementar su agresividad. Pero si por el contrario esto estaba determinado desde un principio, tan solo tendremos que decir: “Ya sabéis lo que significa pegar a un amigo…”.

Los procedimientos y las normas de clase son fundamentales para controlar el aula. Además, como profes, es esencial que siempre los cumplamos, para que nuestros alumnos vean que no son solo palabras.

  • Utilizar señales no verbales.

Según diferentes estudios, los alumnos agresivos responden mejor a las señales no verbales que a las verbales. Son muchos los profesores que utilizan señales para marcar el silencio, marcar que los alumnos paren de hacer una determinada actividad, etc.

  • Evitar la competitividad.

La competitividad en el aula puede aumentar las conductas agresivas. Mientras que la colaboración y el trabajo en equipo ayuda a evitarlas.

  • Nunca dejar solos a los alumnos.

Aunque parezca una obviedad, conviene recordarlo… Nunca se puede dejar a los alumnos solos, y menos si estamos ante alumnos agresivos o conflictivos.

  • Intervenir pronto.

Como ya hemos dicho anteriormente, identificar e intervenir la conducta lo antes posible es fundamental.

Si no intervenimos, la conducta cada vez irá de mal en peor y llegará un momento en el que será incontrolable.

  • Estar preparados para comportamientos agresivos.

Hay muchas señales que nos pueden indicar que un comportamiento agresivo está a punto de producirse. Cada persona es un mundo, pero los niños suelen ponerse rojos, comenzar a emitir sonidos, su respiración se vuelve más rápida, etc. Si no hemos sido capaces de prevenir esa situación, debemos estar preparados para afrontarla con la mayor tranquilidad posible.

  • Utilizar juegos.

A través de los juegos podemos conseguir alcanzar las conductas deseadas.

Podemos realizar desde ejercicios de relajación, que ayudarán a los niños a calmarse y a afrontar con mayor tranquilidad situaciones de tensión. Hasta juegos de inducción a la tranquilidad, como la técnica de la tortuga, que básicamente consiste en que los alumnos imaginan que son tortugas que se esconden en su caparazón, doblando y juntando los brazos a sus cuerpos inclinado la cabeza y cerrando los ojos. De esta manera, relajan sus músculos para hacer frente a las tensiones emocionales.

Si os interesa obtener más información sobre esta técnica, os animo a que entréis en la web de Orientación Andújar donde encontraréis todos los detalles.

Espero que estas pautas os sirvan de orientación para afrontar situaciones con alumnos agresivos. Tened en cuenta que son pautas generales que podéis aplicar con alumnos de todas las edades, pero lógicamente en función de la edad y de las características del niño tendremos que tomar unas medidas u otras.

Gracias por estar ahí.

 

“Quien de verdad sabe de qué habla, no encuentra razones para levantar la voz.”

Leonardo da Vinci

Tags: , , , , ,

26 comentarios

  1. gracias me parecio estupendas estrategias para mi alumno de verdad les agradezco muchooo saludos las aplicare

  2. Muchísimas gracias, me gustaría conocer sobre otras técnicas .

  3. Me fue de gran valor conocer todo lo planteado aquí, muy útil y nos abre a otras expectativas, el trabajo con los padres, y con los docentes. Siempre se ha trabajado en la competitividad, pero ahora se hará bajo la óptica de la cooperación.

  4. Que tal si se trata de una alumna impulsiva, es natural en ella la agresividad!

    • Hola Johnny,

      Si es una alumna impulsiva y agresiva, puedes intentar poner en práctica los consejos que os doy en el artículo.
      ¡Comparte con nosotros si te funcionan! 🙂

      Un abrazo,
      Cristina

  5. ELENA LILIA VASQUEZ SALDAÑA

    EXCELENTE INFORMACIÓN. MUCHAS GRACIAS

  6. Maria Jose Garcia Garcia

    Gracias, por el aporte brindado. Espero que me ayudes con la pregunta¿Que hacer cuando los alumnos mutuamente se insultan,? , es decir insulta un alumno y la otra persona hace lo mismo, a la misma vez interviene un tercero y a si sucesivamente. Hoy en día no podemos levantar la voz al alumno pero esto sucede a menudo, a pesar que se hablo con sus padres de los alumnos, quienes se comprometieron a conversar con sus hijos, pero no veo resultados positivos ¿Que hacer? GRACIAS DE ANTEMANO.

  7. Hola mi nombre es Fanny soy docente de un tercer grado de primaria, tengo una matrícula de 35 niños y niñas actualmente y en grupo hay un niño que presenta problemas de agresividad fuerte desde preescolar soy nueva en este cole, sin embargo, con las estrategias que presento en clases y con mucho amor y paciencia he podido controlar y conocer mejor a mi niño.
    Por otro lado cuando se que esta muy cansado y no soporta alguna actividad, lo animo a descansar y dejar de hacerla para que no colapse.
    Solo ha tenido en lo que va de inicio de año escolar un episodio de ira incontrolable (tenia 3 dias sin tomar su medicamento), muy fuerte y violento, al punto de repetir querer matar a la niña que lo molesto con un solo comentario.
    ¿Considera usted amiga Cristina, sea prudente reducir la jornada cuando no tenga el medicamento, para evitar que repitan estos episodios o puede asistir a su jornada completa?
    SOS

    • Hola Fanny,

      Muchas gracias por compartir este caso con nosotros.
      ¿Has hablado con el médico que trata a tu alumno? Creo que es fundamental que haya una comunicación directa para conocer exactamente el caso, y que las pautas a seguir sean siempre las mismas. ¿Por qué motivo se producen estos episodios en los que el alumno no toma la medicación? Es importante saber todo esto antes de hablar de recomendaciones.

      Un abrazo,
      Cristina

  8. Agradezco toda la ayuda necesaria al respecto.
    Atte. Fanny

  9. hola, te cuento que soy profesora de un tercero básico, tengo un niño muy agresivo con sus compañeros, y profesoras e insulta constatentmente a sus compañeros. Con las niñas tiene una relación de amor y odio, se osfusca rapidamente. Vive solo con su padre y asiste a terapia psiquiatrica, esta medicado para el control de impulso y el deficict atencional. La verdad, que hemos buscado y utilizado todas las estrategias posibles para ayudarlo y contenerlo, pero el cambio es momentaneo y luego vuelve a lo mismo.
    los demás compañeros ya le estan tomando miedo y se obsesiona con ciertos compañeros, le molesta si estos hablan, o la manera de trabajar de estos. Hemos hablado con su padre y dice que no poseemos eficaces estrategias para abordar al niño.

    • Buenos días Maite,

      ¿Conoces la situación social y familiar del niño? Desde mi punto de vista, antes de medicarle se debería estudiar su entorno, el porqué de estos comportamientos, etc.

      Desde el cole lo que podéis hacer es anticiparos a estos comportamientos. Yo haría una lista con los momentos en los que suceden estos episodios de pérdida de control, y vería qué tienen en común. Seguro que hay un patrón y siempre vienen detonados por lo mismo.

      Un vez hayáis detectado esto, entonces lo mejor es evitar estas situaciones para que no se produzca el momento de conflicto.

      Te mando mando mucho ánimo.

      Un abrazo,
      Cristina

  10. Hola tengo un alumno de 2o grado de primaria (8 años) que presenta frecuentemente episidios de agresividad, el agrede verbalmente y lo hace muy ofensivamente, tambien agrde físicamente a sus compañeros niños, especialmente a uno que muestra debilidad ante él, anula las habilidades de sus compañeros y no tolera la frustración, se le tiene que dar por su lado en todo momento, nunca es capaz de reconocer los logros de los demàs, lamentablemente el es un modelo a seguir para otros niños y los incita a realizar actividades y comentarios negativos, he puesto en practica las estrategias que ustedes mencionan, pero sus episodios son repentinos e impredecibles, raramente está contento y trabaja, pero de un momento a otro comienza a ofender y a interrumpir la clase, sus compañeros estan muy enfadados por que su día no puede transcurrir normalmente y ya están cansados de “comprender” a su compañero. Su myamá no sabe qu6e hacer y su psicóloga no nos ha reportado estrategias para trabajar con él. Conocemos su situación social y quiero ayudarlo para que su estancia en la escuela y la de sus compañeros sea agradable, como debe ser, sos.

    • Buenos días Grixi,

      Gracias por tu comentario. ¿Cuál es la situación social y familiar de este niño? ¿De dónde creéis que pueden venir estos comportamientos?
      Esto es fundamental para poder entenderlos y atajarlos.
      Además, como le decía a Maite, desde el cole lo que podéis hacer es anticiparos a estos comportamientos. Yo haría una lista con los momentos en los que suceden estos episodios de pérdida de control, y vería qué tienen en común. Seguro que hay un patrón y siempre vienen detonados por lo mismo.
      Un vez hayáis detectado esto, además de seguir poniendo en práctica lo que os comento en el post, lo mejor es evitar estas situaciones para que no se produzca el momento de conflicto.

      Un abrazo,
      Cristina

  11. Hola
    Tengo un niño de 3 años que es violento y vulgar con sus compañeros, el niño viene presentando esta conducta de unos dos meses hacia acá. Se le hizo visita a su vivienda y se hablo con sus padres para hacerles ver lo que sucedía con el niño en el hogar comunitario.
    Se plantearon algunas estrategias pero no a cambiado la situación, tanto es que las madres de los demás niños dicen que si el niño no es retirado, ellos se verán obligado a sacar a sus hijos a otro hogar comunitario.
    Al niño, sus padres lo sobreprotegen y miman por ser un niño con Hidrocefalia. Su madre es la que mas tiene carácter para hablarle y controlarlo pero a ella también la insulta y golpea algunas veces.

    Agradecería sus comentarios para esta situación

    • Hola Laura,

      Por lo que comentas, el problema viene de casa. Mientras la actitud de los padres con su hijo no cambie, las cosas en el hogar comunitario cada vez irán a peor.

      Es fundamental que las estrategias y medidas sean exactamente las mismas en casa y en el colegio. Si el niño ve que en el colegio se toman medidas, pero en casa no, nunca cambiará. Sabe que su mal comportamiento no tiene consecuencias, por tanto, seguirá actuando igual.

      Desde mi punto de vista, deberías hablar con los padres seriamente sobre la situación en casa, llegad a un acuerdo y tomad las mismas medidas ambos.

      Un saludo,
      Cristina

  12. Tengo un alumno de 8 años, vive con sus tios porque sus padres estan en otro país. Su actitud en el colegio es agresivo tanto con sus compañeros como con su maestra. Reacciona con desobediencia, agresividad y violencia para defenderse de cualquier amenaza, sin embargo cuando está tranquilo es bastante cariñoso. En momentos se le han colocado tareas escritas con frases contrarias a sus acciones, pero sus actitudes no mejoran.

    • Hola Carmen,

      No creo que escribir frases de forma repetitiva vaya a ayudar a este alumno. Este tipo de tareas suelen frustrarle más.
      ¿Por qué no probáis a que cada vez que tenga un episodio de agresividad, tenga que escribir cómo se ha sentido, qué le ha hecho reaccionar así, etc.? Así, tanto él como vosotros comprenderéis mejor el origen de esa actitud.

      En cualquier caso, creo que el principal problema de este niño es que tiene a sus padres lejos y quiere llamar la atención.

      Ve contándome cómo funciona lo que te comento.

      Un abrazo,
      Cristina

  13. Lilly Martinez Gastulo

    Les saludo y a la vez le cuento que tengo 21 niños de 3 años , de los cuales 3 tienen necesidades especiales de atención, uno de ellos es agresivo y grita cuando estamos en las sesiones, el otro no hace ningun caso, apesar de haber realizado todo lo que me indican. Estoy preocupada pues los demás sienten temor. Además debo ver a un niño que no habla nada al igual que otro y sus padres no me brindan información completa y siento que estan en negación de lo que realmente pasa a sus pequeños. Necesito ayuda por favor.

    • Hola Lilly,

      En primer lugar, muchas gracias por leer el artículo y comentarlo.
      Respecto al alumno que no hace caso y el que es agresivo, ¿has probado las tablas de recompensas con ellos?
      Generalmente, las tablas de recompensas a estas edades suelen funcionar muy bien, mucho más para este tipo de conductas.
      Te paso el enlace a uno de los artículos en los que hablaba de este recurso: http://vamoscreciendo.com/2013/11/10/como-mejorar-el-comportamiento-de-tu-hijo/

      Respecto al niño que no habla, tendríamos que saber cuál es la situación en casa, sin más detalles es complicado poder darte pautas para trabajar con él.

      Un abrazo,
      Cristina

  14. Maria laúd caicharo kunkumas

    Hola soy Maria profesora del nivel inicial y trabajo con los peques de cinco años. Tengo dos niñas que no dejan de pelear siento que utilice todas las estrategias y me di por vencida no se que hacer necesito mayor orientación. ?que puedo hacer?

    • Hola María,

      Estas niñas, ¿no paran de pelear entre ellas? ¿o también con sus compañeros?
      ¿Has intentado darles una responsabilidad o tarea en clase? Esto suele funcionar muy bien porque hace que se centren en la tarea que se les ha encomendado en lugar de pelearse.

      Un abrazo,
      Cristina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *