Diez actividades para desarrollar el pensamiento imaginativo de tu hijo.

Para establecer un punto de partida y el principal motivo por el que he decidido realizar un post con esta temática, considero que es importante matizar por qué es importante, desde mi punto de vista, desarrollar el pensamiento imaginativo de los pequeños y qué aporta esto en su desarrollo.

En primer lugar, es importante que definamos qué es el pensamiento imaginativo y en qué consiste.

Podemos decir que el pensamiento imaginativo es la capacidad de imaginar cosas de la realidad inmediata mediante la imaginación y la fantasía. Este, está íntimamente relacionado con la imaginación creativa o pensamiento creativo.

Durante nuestros primeros años de vida, nuestra mente es especialmente receptiva a los estímulos que recibe, todas nuestras experiencias serán cruciales para nuestro desarrollo, marcando nuestra personalidad y nuestra forma de entender el mundo.

Si miramos hacia atrás, veremos que los grandes logros de la historia han partido de la imaginación, los grandes líderes, artistas y pensadores, han desarrollado y otorgado suma importancia a la creatividad y el pensamiento imaginativo a lo largo de su vida.

Por eso es tan importante que ayudemos a los pequeños a desarrollar y utilizar la creatividad e imaginación.

Para alcanzar este objetivo, disponemos de muchas herramientas, entre ellas, estas actividades que os detallo a continuación y que podéis realizar con niños desde los tres años.

Por supuesto, estas no son las únicas actividades o juegos que podéis realizar con los peques, son muchas las variaciones que podéis incluir, ya sabéis: “el límite está en vuestra imaginación”.

¿Empezamos?

1. Pintar con bastoncillos.

La pintura de dedos y las temperas son dos de los materiales que más gustan a los peques de la casa. Estos materiales les permiten expresarse utilizando su cuerpo, algo que además, les ayuda a interiorizar aquello que están aprendiendo.

Pintura de dedos

Con la pintura de dedos, podéis practicar el trazo de los números y las letras, escribir su nombre, o simplemente dejar que el niño se exprese con total libertad. Lo mismo sucede si utilizáis témperas con pincel.

Pero si lo que queréis es innovar, podéis utilizar bastoncillos para que pinten. La ventaja de los bastoncillos es que no acumulan tanta pintura como el dedo o el pincel, lo que hace que el trazo sea mucho más preciso.

¿A qué estáis esperando para probarlos? Seguro que a los peques les encantará la idea 🙂

2. Música para pintar.

Son muchas las teorías que tratan la relación directa que existe entre la música y el desarrollo de la creatividad. Es indudable que la música nos transporta a lugares únicos, nos transmite emociones e incluso tiene la capacidad de cambiar nuestros estados de ánimo.

Si la música es capaz de hacer todo esto, y teniendo en cuenta que la pintura es una de las formas de expresión más primarias del ser humano, ¿por qué no unir ambas artes para realizar actividades con los peques?

Escuchar música

Podéis poner diferentes tipos de músicas a los niños y pedirles que dibujen aquello que la música que están escuchando les transmite. Utilizar desde música clásica hasta rock y veréis como varían el tipo de representaciones y dibujos realizados por los pequeños. Además, vuestros hijos comenzarán a pediros determinados tipos de músicas e irán creando su propia cultura musical.

¡Dadle al “play!

3. Un, dos, tres, ¡acción!

Para entender la importancia de actividades como la que vamos a ver a continuación, considero que es importante mencionar la teoría desarrollada por Edgar Dale [1], sobre como afectan las experiencias a nuestro aprendizaje, y que representó en su famoso Cono del aprendizaje o Cono de la experiencia que podéis ver a continuación.

Cono de la experiencia

Como podéis ver, lo que mejor recordamos y aquello que verdaderamente marcará nuestro aprendizaje, es aquello que hemos vivido de forma directa y que hemos experimentado. Por eso, en el aprendizaje de una lengua, por ejemplo, podemos realizar representaciones teatrales y acciones de aquello que queremos que los niños aprendan.

Realizar representaciones con los peques es una gran forma de que aprendan, y más importante aún, que retengan los conceptos que estamos trabajando. Además, es una de las mejores maneras de captar su atención. No podemos pretender que niños de 4 años simplemente permanezcan sentados durante media hora escuchando la lección que pretendemos que aprendan, no es realista.

Para realizar estas representaciones podéis fabricar máscaras. Esto también es una buena manera de desarrollar su pensamiento imaginativo y creatividad. Además es súper sencillo, sólo necesitáis una cartón y una goma, el resto es echarle imaginación. Otra opción es utilizar bolsas de papel, pero de papel, ¡nunca de plástico! Podéis pintarlas con pintura de dedos, ya hemos comentado lo que les gusta a los niños este material y siempre podéis terminar de decorar la máscara con materiales como algodón, lana para simular el pelo, etc.

¿A qué estáis esperando? ¡¡Acción!!

4. Dioramas.

Es indiscutible, que las actividades plásticas y manualidades es lo que más gusta a los peques de la casa. Ya hemos visto varias formas de realizarlas y en esta actividad que os planteo a continuación, tenéis otra muy original y divertida.

Un diorama no es otra cosa que un tipo de maqueta que muestra figuras humanas, vehículos, animales e incluso seres imaginarios en un momento concreto o escena.

Vosotros podéis hacer un diorama de los cuentos que soléis leer con vuestros hijos. Preguntadles que escena es su favorita y por qué, de esta forma estamos fomentando la comunicación y el lenguaje. Una vez os hayan descrito esa escena, decidid entre ambos cómo la vais a representar, de qué manera y qué materiales vais a utilizar.

Podéis utilizar una caja de zapatos, pintad la caja por dentro y por fuera. Si por ejemplo habéis decido representar una escena de la Cenicienta podéis utilizar ramitas de árboles para hacer la escoba, algodón para las nubes, recortes para los personajes, etc.

5. Diseñadores por un día.

Una de las cosas que más me gustaba hacer de pequeña era teñir camisetas 🙂 No hay nada mejor como diseñar tus propias prendas y luego poder vestirlas.

Esta actividad la podéis realizar de diferentes maneras, yo os comento dos de ellas.

Por un lado, podéis teñir camisetas, esto es muy fácil, lo único que necesitáis es una camiseta blanca, tinte que podéis comprar en cualquier droguería y un barreño.

Llenad el barreño de agua, diluid el tinte y atad gomas a la camiseta en función de donde queráis que queden las rayas. Sumergid la camiseta en el agua con el tinte y dejadla el tiempo indicado. Cuando quitéis las gomas veréis como han quedado las rayas y la camiseta teñida. ¡Increíble! Pensarán vuestros hijos.

Otra forma de diseñar vuestras propias camisetas es con ceras de colores. Con niños pequeños, estos pueden poner simplemente su nombre, escribiéndolo con las ceras en la camiseta. Con los mayores podéis elegir un poema o una frase para decorarla. Lo único que tenéis que hacer es presionar fuerte la cera contra la camiseta y posteriormente plancharla con la plancha muy caliente.

Dos truquillos: si laváis la camiseta con agua fría el texto durará más y si la cera se pega a la plancha, limpiadla cuando esta esté todavía caliente.

¡Veréis que fashion!

6. Separar el correo.

Una actividad sumamente sencilla pero que puede resultar muy instructiva para los peques es separar el correo que llega a casa.

Postales

Con esta actividad conseguiréis varios objetivos al mismo tiempo. Por un lado, fomentar la lectura y que vuestro hijo diferencie los nombres de los miembros de la familia, escritos en las direcciones. En segundo lugar, le estáis enseñando los tipos de correos que existen. Y, además, preguntándole que cree que pone en las cartas, estaremos generando interesantes conversaciones favoreciendo la comunicación con el pequeño.

Lo que llamamos correo basura os servirá para realizar collages e incluso para realizar actividades como el diorama que hemos visto anteriormente.

7. ¡A dormir!

Ya hemos comentado en anteriores post, la importancia que tiene la lectura para fomentar y estimular el lenguaje de los niños, pero, ¿y si ese libro lo hemos escrito y dibujado nosotros?

Pedid a vuestro hijo que dibuje aquellas acciones que realiza antes de irse a dormir, lavarse los dientes, leer un cuento, etc. Colocar los dibujos de forma secuencial y acompañarlos de un pequeño texto escrito por vosotros. Podéis colocar este “cuento” en un lugar visible de la habitación del peque, y repasarlo juntos antes de iros a dormir.

Con esta actividad estáis consiguiendo varios objetivos al mismo tiempo.

En primer lugar, el pequeño está realizando representaciones y dibujos, algo que le ayuda a desarrollar su creatividad y expresarse. Al mismo tiempo, estáis estableciendo un rutina a la hora de irse a dormir, esto será de gran ayuda para aquellos papás que tienen problemas a la hora de acostar a sus hijos. Y además, cuando le estamos pidiendo que nos cuente qué es lo que está representado en los dibujos, estamos fomentando su lenguaje y expresión.

8. ¡Adivina, adivinanza!

Todos de pequeños hemos tenido un libro de adivinanzas y seguro que todos recordamos como jugábamos con nuestros padres. ¿Qué tal si hacéis vuestro propio libro de adivinanzas?

Es tan fácil como: en una página escribir la adivinanza y en la siguiente las respuestas. También podéis hacerlo con tarjetas, poniendo por un lado la adivinanza y por el otro la respuesta que puede estar representada con una ilustración o foto, no tiene porque ser texto.

Al principio podéis dar vosotros las pistas a vuestro hijo para que él lo adivine, pero luego jugar a que sea él el que os de las pistas a vosotros. Tendrá que utilizar mucho su imaginación para pensar en las pistas correctas al mismo tiempo que estaremos fomentando su lenguaje.

9. Vuestro propio tebeo.

Antes de crear vuestro propio tebeo, es interesante que echéis un vistazo a algunos tebeos publicados.

Explica a tu hijo lo símbolos que se utilizan para indicar lo que piensan y dicen los personajes: un signo de interrogación (¿) para mostrar desconcierto, ¡sssshhhhh! significa que el personaje pide silencio, etc. Explicadle que en los tebeos lo que el personaje piensa o dice se escribe dentro de bocadillos.

Una vez los hayáis visto, podéis comenzar con vuestro propio tebeo. Con niños muy pequeños será suficiente con un folio, con los mayores podéis realizar varias páginas. Tened en cuenta que cuanto más pequeños, más espacio necesitan para realizar sus representaciones.

Una vez terminéis el tebeo, pedid a vuestro hijo que os cuente la historia. ¡Seguro que lo pasaréis genial!

10. Coleccionar postales.

Una actividad muy sencilla y con la que también trabajaremos varias habilidades al mismo tiempo, es coleccionar postales.

Guardad postales que vais recopilando en una caja, podéis guardar postales de obras de arte, pinturas y esculturas de los museos y ciudades que habéis visitado. También podéis pedir a vuestros amigos y familiares que os ayuden a ampliar la colección.

Esta colección os servirá tanto para disfrutar de hermosas esculturas y representaciones artísticas, como para establecer un punto de partida de interesantes conversaciones, pedid al niño que represente a su manera un determinado cuadro, con aquellos niños mayores, podéis pedirles que realicen un relato sobre lo que les inspira determinada obra, etc.

Si queréis mantener la atención del pequeño, es importante que en esa colección haya obras que interesen a vuestro hijo, no sólo a vosotros. De forma que sea incluso él mismo el que demande la realización de esta actividad.

Espero que estas actividades os resulten interesantes, pero que sobre todo, resulten interesantes a vuestros hijos. Como siempre os digo, ¡el límite lo ponéis vosotros!

Gracias por vuestro tiempo.

Besos a todos.

 

“La creatividad se aprende igual que se aprende a leer”.

Ken Robinson

 


[1] Edgar Dale (27 de abril de 1900 – 8 de marzo de 1985) fue un pedagogo estadounidense, conocido por su famoso Cono de la experiencia. Hizo diversas contribuciones a la instrucción visual y auditiva, incluyendo una Metodología para analizar el contenido de las películas.

 

Tags: , , , , ,

2 comentarios

  1. Muy interesante el post, con ideas muy originales y entretenidas 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *